Hugo Alonso

Sobre la obra

Los últimos años he trabajado en un proyecto en el que exploro las relaciones entre la realidad cinematográfica y nuestra realidad cotidiana. También las analogías posibles entre la historia de la pintura y el cine.

La ficción fílmica me ayuda a conocer el entorno en el que vivo y a conocerme a mí mismo. El cine es mi fuente de recursos visuales y conceptuales. Me interesa la permisión que tiene, dada su naturaleza ficcional, para abordar temas inimaginables dentro de los códigos sociales que hacen que una realidad como la nuestra se mantenga regulada.

Motivos recurrentes en la historia de la pintura como el paisaje, la casa, la estancia o la figura suelen ocupar un papel principal en mi trabajo, como si de un plano cinematográfico que va de lo general a lo singular se tratase. Cada cuadro, aparentemente normal, encierra algún enigma, algún elemento inestable, una o varias fisuras visuales que sitúan una imagen cercana a lo convencional en un terreno extraño, supuestamente familiar pero realmente desconocido.

"Son tiempos extraños, como siempre. Queda la esperanza de que en determinadas personas este momento de encierro, reflexión, soledad e incertidumbre añadida sirva para cambiar algo. Quizás en el trato cotidiano con otras personas o en la forma de mirar a la gente cuando se camina un martes cualquiera por la calle. El resto se intuye igual en el mejor de los casos. Ya se vislumbra. Posiblemente el mayor logro sea ese, que la vida de las personas no pierda aún más valor del que tenía antes de la pandemia."

Hugo Alonso

T10-06

2019

pintura acrílica sobre papel

35 x 35 cms

Hugo Alonso

Hugo Alonso (Soria, 1981)

Hugo Alonso (1981), formado en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca y Roma, desarrolla proyectos expositivos cuya naturaleza es heterogénea. Inicialmente pictórica, su obra ha ido expandiéndose hacia otros campos como el vídeo, el sonido o la instalación audiovisual.

Algunas de sus muestras individuales son UNDONE (DA2, Salamanca, 2020), November (Galería Miquel Alzueta, Barcelona, 2017), RAW (Galerie Youn, Montreal, 2017), Blonde (Pigment Gallery, Barcelona, 2016), Pendulum (CEART, Fuenlabrada, 2016), Believers (Sala de la Diputación de Salamanca La Salina, 2015), Cómo resucitar una mosca muerta (Medina Film Fest, 2013), To my father and to the memory of my mother (Galería Adora Calvo, Salamanca, 2011), Frederick Treves y la Cámara de cirujanos (Galería Salvador Díaz, Madrid, 2010) o Paintingdrome (DA2, Salamanca, 2007).

Su obra forma parte de significativas colecciones públicas y privadas como MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León), DA2 (Domus Artium 2002), Colección Pilar Citoler, Colección Rucandio, Colección Bassat, CAB (Centro de Arte Contemporáneo de Burgos), Fundación BMW, Diputación de Salamanca, CEART (Centro de Arte Tomás y Valiente), Fundación Gaceta u Obra Social Caja España.

En octubre de 2017 fue el artista invitado por The New York Times Magazine para ser portada con una obra creada específicamente.