Voz además de voto

8 - 9 Noviembre 2019

CSA La Tabacalera de Lavapiés, Madrid

El pasado 10 de noviembre, una vez más, la ciudadanía se vió obligada a enfrentarse a la incapacidad de las distintas fuerzas políticas para alcanzar acuerdos de gobierno. Cada una de las 26.201.371 voluntades individuales expresadas en forma de voto el pasado 28 de abril había  sido anulada y convocada de nuevo a las urnas. Ahora, ¿hay alguien que escuche del otro lado de esta llamada? ¿Volverán los políticos a abandonar la conversación?

Voz, además de Voto (Día de la marmota), son unas jornadas artísticas de reflexión convocadas el 8 y 9 de noviembre por Calipsofacto y Programa Taide en el CSA La Tabacalera, durante las que se apela a la memoria reciente de lxs visitantes/electores mediante un conjunto de dispositivos y estrategias participativas que trasladan la democracia —sus sistemas, mecanismos y normas— al espacio de lo lúdico en la unión de arte y vida.

Este programa fue la segunda vuelta (festiva) de El día que realmente votaste, una acción artística celebrada en el Centro Social Autogestionado La Tabacalera de Madrid, en el contexto de las Elecciones Generales del 28 de abril de 2019 en España. El encuentro defendía el rol de la creatividad en la sociedad al tiempo que denunciaba, mediante una ficción artística participativa, el escaso e incluso insignificante peso de la cultura en los diferentes programas electorales: ¿Y si fueran los artistas quienes pudieran plantear al pueblo sus programas electorales para ser sometidos a votación?

Esta nueva convocatoria artística desplazó el énfasis desde el hecho del voto hacia la posibilidad de la voz, considerada aquí en un sentido amplio como expresión oral, gestual y/o corporal. Surgidas de un trabajo de investigación colectiva, las instalaciones audiovisuales y las actividades del programa para estas jornadas trasladan el caudal reflexivo y emocional que se esconde tras el ejercicio individual del voto al centro de una exposición/conversación. La papeleta es demasiado reducida para acoger todo aquello que quisiéramos poder decir, gritar o expresar al afrontar estos nuevos comicios.

Entendemos que la repetición (en bucle) del mecanismo electoral es un peligroso Déjà vu que delega en lxs votantes la responsabilidad de desbloquear la situación política, sin proponer otras alternativas válidas. Frente a la falta de garantías de que el actual sistema democrático se haga eco de la voluntad expresada en las urnas, Voz además de voto (Día de la marmota) reivindica la creatividad del arte participativo como práctica de escucha, espacio de encuentro y debate, herramienta relacional y mecanismo de agencia autocrítico frente al peligroso camuflaje de un escenario político que ha devenido más ficción que el propio ámbito del arte.

Voz además de Voto-Cartel
Voz además de Voto-Cartel

El pasado 10 de noviembre, una vez más, la ciudadanía se vió obligada a enfrentarse a la incapacidad de las distintas fuerzas políticas para alcanzar acuerdos de gobierno. Cada una de las 26.201.371 voluntades individuales expresadas en forma de voto el pasado 28 de abril había  sido anulada y convocada de nuevo a las urnas. Ahora, ¿hay alguien que escuche del otro lado de esta llamada? ¿Volverán los políticos a abandonar la conversación?

Voz, además de Voto (Día de la marmota), son unas jornadas artísticas de reflexión convocadas el 8 y 9 de noviembre por Calipsofacto y Programa Taide en el CSA La Tabacalera, durante las que se apela a la memoria reciente de lxs visitantes/electores mediante un conjunto de dispositivos y estrategias participativas que trasladan la democracia —sus sistemas, mecanismos y normas— al espacio de lo lúdico en la unión de arte y vida.

Este programa fue la segunda vuelta (festiva) de El día que realmente votaste, una acción artística celebrada en el Centro Social Autogestionado La Tabacalera de Madrid, en el contexto de las Elecciones Generales del 28 de abril de 2019 en España. El encuentro defendía el rol de la creatividad en la sociedad al tiempo que denunciaba, mediante una ficción artística participativa, el escaso e incluso insignificante peso de la cultura en los diferentes programas electorales: ¿Y si fueran los artistas quienes pudieran plantear al pueblo sus programas electorales para ser sometidos a votación?

Esta nueva convocatoria artística desplazó el énfasis desde el hecho del voto hacia la posibilidad de la voz, considerada aquí en un sentido amplio como expresión oral, gestual y/o corporal. Surgidas de un trabajo de investigación colectiva, las instalaciones audiovisuales y las actividades del programa para estas jornadas trasladan el caudal reflexivo y emocional que se esconde tras el ejercicio individual del voto al centro de una exposición/conversación. La papeleta es demasiado reducida para acoger todo aquello que quisiéramos poder decir, gritar o expresar al afrontar estos nuevos comicios.

Entendemos que la repetición (en bucle) del mecanismo electoral es un peligroso Déjà vu que delega en lxs votantes la responsabilidad de desbloquear la situación política, sin proponer otras alternativas válidas. Frente a la falta de garantías de que el actual sistema democrático se haga eco de la voluntad expresada en las urnas, Voz además de voto (Día de la marmota) reivindica la creatividad del arte participativo como práctica de escucha, espacio de encuentro y debate, herramienta relacional y mecanismo de agencia autocrítico frente al peligroso camuflaje de un escenario político que ha devenido más ficción que el propio ámbito del arte.

Documentación e imágenes